Open/Close Menu taller valladolid, todo en mecánica, latonería, pintura y tunning

Trucos para el mantenimiento de motores a gasolina

Al comprar un carro que funcione a gasolina puede parecer en una primera valoración una opción incorrecta; no obstante, las cifras muestran que los automóviles con un motor diésel no siempre resultan los más rentables.

Y es que al final, la decisión de adquirir un carro u otro suele venir marcada por el ahorro que éste puede suponer a corto o medio plazo en nuestro bolsillo. Elijas la opción de vehículo que elijas, sin duda, tu mejor opción es llevar un exhaustivo mantenimiento y una conducción responsable del vehículo. Recuerda que los conductores podemos contribuir a la seguridad vial y a minimizar el impacto medioambiental si cuidamos nuestro auto. Con este motivo, te presentamos 5 claves para el mantenimiento de un coche de gasolina.

Aunque muchos de estos tips hacen referencia al mantenimiento general de nuestro auto, nos centraremos en aquellos que implican en mayor medida las 5 claves para el mantenimiento de un carro a gasolina:

Intenta aprovechar la inercia del carro: Se trata de prestar atención en los tramos con una leve inclinación para aprovechar la velocidad a la que circulamos y durante unos segundos dejar de pisar el acelerador. De este modo la velocidad del coche apenas se verá afectada, consiguiendo a su vez, que durante un breve espacio de tiempo no consumamos combustible.

Revisa los amortiguadores: Es muy importante el correcto funcionamiento de los amortiguadores, ya que son una garantía de seguridad para ayudarnos a controlar el vehículo en altas velocidades y en situaciones de riesgo.

Mantén los índices de presión de los neumáticos: Debes mantener correctamente los índices de presión aconsejados por el fabricante. Conviene que estés siempre muy pendiente de la aparición de vibraciones y ruidos, del desgaste anómalo o de cualquier comportamiento extraño detectado en una frenada.

Carga la gasolina de manera eficiente: la manera en la tanqueamos el carro influye en la autonomía de nuestro vehículo, es decir, es importante prestar atención a la velocidad a la que introducimos la gasolina o gasoil a través del surtidor. Si decidimos apretar el gatillo del surtidor al máximo, se producen burbujas de aire de por medio que crean un “falso” volumen, llegando a introducir hasta un 2% menos de combustible en los coches.

Las marchas largas no siempre reducen el consumo de nuestro de carro: en un carro con motor gasolina atmosférico, lo importante es circular con la marcha que provoque pisar lo menos posible el acelerador, mientras que con un motor gasolina con turbocompresor podremos cambiar antes de marcha por lo que dispondremos de más potencia sin elevar las revoluciones del motor.

“Información tomada de www.motor.mapfre.es”

© 2020 Bogotá-Colombia">Diseñado y Desarrollado por CreArte Market

logo-taller-valladolid

             

Abrir chat